Fabricamos e instalamos estructuras metálicas en Parla, y el acero es parte de nuestro día a día. Se trata de un material muy versátil y resistente, ¿pero sabes cómo se obtiene?

Hoy hablamos del proceso de obtención del acero que usamos en nuestras estructuras metálicas en Parla, aunque para hablar con propiedad deberíamos hablar de obtención del hierro.

El acero es hierro en aleación con carbono. Para poder denominarlo acero el porcentaje de carbono ha de estar entre el 0,03 % y el 2,14 %, lo que hace que sea duro y se pueda forjar. Por encima de esa cifra la aleación produciría un material más maleable, demasiado blanda.

El hierro utilizable en herramientas y construcciones se obtenía al principio calentando masa mineral de hierro y carbón vegetal.

Actualmente la fabricación del acero de nuestras estructuras, rejas, barandillas, etc., se hace en altos hornos con mineral de hierro, coque y caliza. El coque al arder libera monóxido de carbono, que junto a los óxidos de hierro del mineral hace que se reduzcan a hierro.

El horno se carga por la parte superior y quema el coque, que en su combustión funde el mineral y emite los gases que hacen que este se separe del hierro.

El arrabio contiene hierro, carbono, silicio, manganeso, fósforo y azufre. El mineral se va reduciendo en el alto horno de modo continuo.

Al final hay que refinarlo, eliminando carbono e impurezas.

En Montajes Arjosan somos expertos en el uso del acero para cerrajería y estructuras de metal. Llámanos para el trabajo que necesites.